Portada » Migrantes hacen escala en Zanatepec y duermen en un panteón.

Migrantes hacen escala en Zanatepec y duermen en un panteón.

Juchitán.– Policías municipales, con sus patrullas, así como pobladores a bordo de motocicletas, impidieron este sábado el ingreso de la caravana de migrantes, denominada “Éxodo de la Pobreza”, a la población de Santo Domingo Zanatepec, en el Istmo de Tehuantepec, denunció la coordinadora Rosa Vásquez.

“No permitieron que entráramos a descansar en el parque municipal y no nos dejaron otra opción que caminar bajo el fuerte sol otros nueve kilómetros hacia la colonia Río Ostuta, donde ni siquiera ahí unos pobladores no quieren que descansen los niños y las mujeres deshidratados”, señaló.

El contingente de unos 2 mil migrantes salió a las 3:30 de la madrugada de este sábado del albergue provisional que se instaló en San Pedro Tapanatepec. Durante cinco horas caminaron sobre la carretera Panamericana y poco después de las 8:00 de la mañana se toparon con el bloqueo en Zanatepec.

Los policías municipales les pidieron a los migrantes que siguieran su camino hacia la colonia Río Ostuta, donde tampoco se les permitía el acceso. Poco después de las 12:00 del día, se les ofreció que descansaran entre las sepulturas del panteón municipal.

Hasta el cementerio, la autoridad del lugar les envió un contenedor con agua para beber. “Es un crimen lo que están haciendo las autoridades municipales al negarle a los migrantes el derecho al descanso y a la ayuda humanitaria”, señaló Luis Rey García Villagrán, quien también acompaña a la caravana. El también coordinador del Centro por la Dignificación Humana pidió al gobierno de Oaxaca que no niegue la ayuda humanitaria, que apoye con agua, servicios médicos y hable con los presidentes municipales para que sean sensibles con los migrantes. Tras caminar más de 33 kilómetros, los migrantes, agotados al punto del desvanecimiento por la deshidratación, encontraron bajo ligeras sombras producidas por las ramas de algunos pequeños árboles del panteón un “oasis a su desventura” alentada por el racismo y la xenofobia.“Salimos de Tapachula, desde el 24 de diciembre, llevamos caminando 20 días bajo el calor o el viento, medio durmiendo en las noches de frío y mal alimentados. La salud de las mujeres y de la niñez se va deteriorando. El cansancio es grande”, dijo Rosa Vásquez.La coordinadora del llamado “Éxodo de la Pobreza” responsabilizó a las autoridades estatales y federales, entre ellas a las del Instituto Nacional de Migración (INM), de cualquier daño que afecte la salud de los migrantes, ante su negativa a facilitarles ayuda humanitaria.

Deja una respuesta

Volver Arriba
error: Content is protected !!
Ir al contenido