Portada » El rol del educador en la Primera Infancia

El rol del educador en la Primera Infancia

  • La educación básica representa un gran reto para llegar a los más de 5.7 millones niñas y niños de entre 0 y 3 años que viven en el país, pues se estima que la cobertura de la educación inicial en México es de tan solo 10.43%.
  • Según datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene un rezago en la preparación del talento digital y una de las limitantes para desarrollar los objetivos de aprendizaje es la capacidad de los docentes de educación básica.
  • El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) a través de su RED CCE por la Primera Infancia, con su programa “Cuidado infantil accesible”, les ofrece a las familias la oportunidad de contar con personas capacitadas para el cuidado de sus niños al tener que regresar al trabajar.

México, a 10 de mayo de 2023.  Acompañamiento, apoyo, escucha son algunas de las cosas que pensamos cuando hablamos de un maestro o docente y ahora que se celebra su día más aún, es por ello que pensar en ellos desde la Primera Infancia es tan importante, pues un educador de niños y niñas en edad temprana debe contar con cualidades muy específicas tanto afectivas como cognitivas que le permiten desarrollar su rol a plenitud.

La educación de la Primera Infancia no es una acción que debe ser confiada a la intuición de los profesores, sino una necesidad prioritaria reconocida y demostrada como tal desde consideraciones de tipo psicosocial y educativo. Existe pues la necesidad de formar profesionales especializados para guíen, estimulen y potencien el desarrollo infantil.

Una correcta inversión en los procesos de educación inicial será siempre una respuesta al derecho constitucional que asiste a los niños para acceder a una educación de calidad intencionalmente organizada.

Esta inversión debe concentrar parte de sus esfuerzos, a la formación de Educadores Infantiles, como un recurso clave para el desarrollo del país, puesto que son ellos los que canalizan y desarrollan las enormes posibilidades que los niños y niñas tienen en la edad preescolar la oportunidad para la conformación de redes neurocerebrales, redes que son determinantes para el logro de aprendizajes significativos, el desarrollo de la creatividad, la formación de valores democráticos y la responsabilidad social.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) a través de su RED por la Primera Infancia, con su programa “Cuidado infantil accesible”, les ofrece a las familias la oportunidad de contar con personas capacitadas para el cuidado de sus niños al tener que regresar al trabajar.

Dicho programa ofrece: establecer mecanismos para conocer las necesidades de los empleados en cuanto al cuidado infantil y explorar cómo atenderlas, identificar el tipo de apoyo infantil que se requiere, formar consejos directivos o comités para la toma de decisiones en la política de cuidado infantil alineada a la empresa.

La Red CCE por la Primera Infancia promueve y reconoce que las empresas sean uno de los agentes de cambio más relevantes para abordar y brindar herramientas a sus colaboradores para que el cuidado infantil no sea un impedimento para que tanto los padres puedan continuar trabajando o desarrollarse profesionalmente, como que el desarrollo de los pequeños sea el ideal para su día a día.

“Esperamos que haya mejores y mayores oportunidades para los maestros mexicanos y con ello los procesos de enseñanza para así formar al talento para el futuro de nuestro país, Pablo González, presidente de la Comisión de Educación del Consejo Coordinador empresarial.

En el desarrollo de las niñas y los niños es fundamental la educación inicial y preescolar, puesto que ésta sienta las bases sólidas y necesarias para garantizar el éxito en la trayectoria escolar. Está comprobado científicamente que aquellos niños y niñas que asisten a programas de aprendizaje temprano de calidad tienen coeficientes intelectuales más altos, logran un mejor desarrollo en raciocinio y vocabulario, obtienen mejores resultados en su logro educativo, además corren menos riesgo de abandonar la escuela y desarrollan mejores relaciones sociales.

La reforma al artículo 3° de la Constitución Mexicana realizada en 2019 estableció la educación inicial como parte de la educación básica y, por ende, adquirió el carácter de obligatoria. Sin embargo, también representa un gran reto para llegar a los más de 5.7 millones niñas y niños de entre 0 y 3 años que viven en el país, pues se estima que la cobertura de la educación inicial en México es de tan solo 10.43%.

Según datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene un rezago en la preparación del talento digital y una de las limitantes para desarrollar los objetivos de aprendizaje es la capacidad de los docentes de educación básica.

Es por ello, que es urgente capacitar a los docentes y brindarles a los futuros mexicanos un desarrollo sólido en su educación.

Deja una respuesta

Volver Arriba
error: Content is protected !!
Ir al contenido