Portada » Dura escazes de agua en la capital oaxaqueña anuncia SOAPA.

Dura escazes de agua en la capital oaxaqueña anuncia SOAPA.

La capital del estado ha padecido por varias décadas por la falta de disponibilidad de agua potable. Aunque hasta hace una década la escasez se veía como un “mito” propiciado por la inequidad en la distribución de este recurso común y derecho humano, la contaminación de los ríos y mantos por el sistema de drenaje y otros factores, ahora ya es una realidad. Y en eso coinciden ambientalistas y especialistas en el tema, autoridades e incluso quienes venden el agua a través de pipas.El cambio climático, la contaminación de los afluentes, la falta de lluvia, la falta de reforestación, el “huachicoleo” del agua y la falta de una cultura del ahorro son algunos de los factores que inciden en esta falta de agua.Para enfrentar esta crisis y garantizar este derecho no solo a las generaciones actuales sino a las futuras, la sociedad civil organizada ha propuesto por varios años proyectos sustentables como la reforestación y aprovechamiento de la cuenca de la cordillera Norte, sin embargo, las sugerencias no han sido escuchadas ni atendidas por las autoridades de los tres órdenes de gobierno, a quienes compete coordinar estos e involucrar en ellos a la población. Los comercios del Centro Histórico de la ciudad se abastecen de pipas. El Foro Oaxaqueño del Agua, que en 2014 y proponía emprenderEl Foro Oaxaqueño del Agua, que en 2014 y proponía emprender un plan para garantizar el bien común y derecho al agua, remarca ahora que una parte fundamental para lograrlo es que las autoridades federales, estatales y municipales tengan la voluntad para conservar la cordillera norte, al ser el “último macizo forestal” de la región que abarca 50 mil hectáreas en 10 municipios, pero que peligra, pues la región de Valles Centrales ha perdido un tercio de su cobertura natural en los últimos 40 años.Se avecina una temporada difícil para el suministro del agua”, principalmente para la capital, dijo recientemente Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SOAPA), organismo estatal que administra y suministra el agua para más de 350 colonias en 10 municipios de la zona metropolitana. Ya en diciembre, el ente advertía que por el cambio climático la sequía agravará el problema.La mayoría de los más de 350 asentamientos atendidos por SOAP están en la capital del estado, donde la mayor parte de sus 270 mil habitantes (INEGI, 2020) dependen de este suministro que se les ha dado últimamente cada mes o con más días de espera.En muchos casos, las familias del padrón de 80 mil 200 usuarios concentrados en la urbe deben recurrir a la compra del agua como si se tratara de una mercancía y no un derecho y pagar por él cientos o miles de pesos al mes.Hasta diciembre del 2023, SOAPA explicaba que para estas colonias de la ciudad y de otros nueve municipios metropolitanos solo habían disponibles 195 litros por segundo, 155 litros por segundo menos que en 2022, cuando se tenían 350. La falta de mantenimiento a la red y pozos profundos, las pocas lluvias y las constantes fugas agudizan el problema, según la dependencia, quien también ha considerado que para un suministro ideal son necesarios 1,100 litros por segundo (cinco o seiAunque gran parte del agua se obtiene de los pozos profundos (que en 2022 eran casi 40 y que ahora son menos de 30), otra de las fuentes de donde la ciudad obtiene el agua es el manantial de San Agustín Etla. Aunque la relación por este recurso data del siglo pasado o más, las amenazas o cortes al suministro por parte de ese municipio también han incidido en la falta de agua potable.Lo mismo que el “huachicoleo” del recurso, como han denunciado en los últimos años los comuneros de San Agustín. Este “robo” del agua ocurre del tramo de la “media naranja” hacia el cárcamo del Tecnológico, denunció en 2021 el entonces comisariado de Bienes Comunales. Para entonces, se estimaba que al menos el 40 por ciento del agua enviada por San Agustín se “fugaba” en tomas clandestinas, mismas que habían denunciado ante el gobierno, pero sin obtener respuesta.Aunque SOAPA se ha referido a una temporada difícil porque el agua disponible será menos, quienes expenden el agua mediante pipas cree que “ya no viene un estiaje”. Lo que se avecina es “una crisis del agua terrible” donde ni ellos podrán “sacar adelante a la ciudad (de Oaxaca)”, apunta Agustín Ibáñez Guzmán, presidente de la Unión de Piperos y Abastecedores de Agua en el estado.Los pozos de donde los piperos obtienen el agua se están secando y para abastecer a la urbe más poblada del estado y enfocada en la actividad turística es necesario ir más lejos, dice Ibáñez. Aunque el problema parece replicarse en más municipios de la zona metropolitana, que junto con Oaxaca de Juárez concentran a 738 mil 500 habitantes de los más de 4 millones del estado. Es decir, el 17.6 por ciento del total de la entidad.

Deja una respuesta

Volver Arriba
error: Content is protected !!
Ir al contenido